Mercedes-Benz CLS Shooting Brake 2013 Sorprendentemente diferente

El nuevo Mercedes-Benz CLS Shooting Brake   representa un desarrollo innovador del conceptual coupé de cuatro puertas, que  combina la funcionalidad y la fascinación de una manera que lo distingue particularmente.

Sorprendente pero inequívocamente coupé, las proporciones del Shooting Brake CLS muestran su capó alargado, el perfil estrecho  con ventanas laterales sin marco y el  techo inclinado dinámicamente hacia la parte trasera que  continua hasta el final de la cola del vehículo.
El Shooting Brake  tiene cinco puertas y ofrece la  versión inédita de un coche deportivo con cinco plazas y un baúl de gran tamaño siendo una propuesta especial para las personas que buscan diferenciarse  y que  desean aprovechar tanto  espacio para los ocupantes como el del equipaje cuando se trata de viajar con estilo. El Shooting Brake es un punto destacado innovador en la serie de vehículos de lujo de Mercedes-Benz.
Un toque distinguido es la madera del  piso en el compartimento de equipaje,  de cerezo americano, una variedad clásica de madera fina y eficaz que contrasta con las incrustaciones en roble ahumado el ahumado  y los perfiles de aluminio. Por otro lado, una tapa protege las cargas de las miradas indiscretas y el portón trasero posee apertura automática de serie. Su longitud es de 4956 mm, tiene 1881 mm de ancho y1 416  mm de altura ofreciendo un espacio para el equipaje que va desde los  590 a los 1.550 dm3 según la disposición de los asientos, brindando un importante volumen a pesar de las líneas deportivas del techo. La suspensión neumática estándar en la parte trasera ayuda a garantizar la adherencia óptima al camino en todo momento.
La carrocería y el conjunto mecánico, que cuentan con muchas partes realizadas en aluminio para bajar el peso total de la unidad, y el diseño aerodinámico, con un coeficiente de penetración Cx de 0,29, favorecen la disminución del consumo de combustible.
El CLS Shooting Brake está disponible con cinco variantes de motores, dos diesel y tres a gasolina. Todos los motores vienen con una transmisión automática de 7 velocidades  y la función ECO start&stop de serie. También se ofrecen dos modelos con todas las ruedas motrices.
El modelo de nivel de entrada es el CLS 250 CDI BlueEFFICIENCY, con una potencia de 204 CV. El consumo de combustible en el modo combinado es excepcional, de 5,3 litros de diesel cada 100 km, y emisiones de CO2 de  130 gramos por kilómetro. En el otro extremo, el modelo superior  de la gama es el CLS Shooting Brake 63 AMG, equipado con un motor AMG V8   una potencia de525 CV y 700 Nm de par motor acoplado  con la transmisión deportiva el MCT AMG Speedshift de 7 velocidades. En la variante “Edition 1” los valores llegan a los 557 CV de potencia y a 800 Nm de torque máximo.

Cuando está equipado con la combinación de la suspensión deportiva AMG RIDE CONTROL con amortiguadores controlados electronicamente, la dirección electro-mecánica AMG sensible a la velocidad y el opcional sistema de frenos AMG de compuestos cerámicos de alta eficiencia se logra el paradigma  de la conducción dinámica superlativa.

7 Comentarios

  1. Marcelo

    Sí, muy lindo para los servicios fúnebres…

  2. iba a comentar exactamente lo mismo, auto para muertoos!!! jajajaja

  3. Marcelo

    Eso es “necrofilia”, jaja

  4. Juan Ignacio

    Realmente me parece unos de los autos mas feos que ha hecho Mercedes. Es un coche funebre. Quiere ser todo: Coupe, sedan y station wagon…y no es nada de eso…el tremendo voladizo trasero da la impresion de la rurales americanas de los 80

  5. Yo digo lo mismo hermoso auto funebre !!! tengo 37 años espero que me lleven de haca a 37 años mas por lo menos …..

  6. EN EL LIBRO DE LOS GUSTOS LAS PAGINAS ESTAN EN BLANCO … EN UN PAR DE AÑOS VEREMOS COMO AUDI , BMW Y OTRAS VAN A COPIAR ESTO …LO MISMO PASO HACE UNOS AÑOS CON EL CLS …REMEMBER …

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*