Cuenta regresiva para la carrera más loca del mundo

Competitors perform during the Red Bull Soap Box Race in Sha Tin, Hong Kong on October 14, 2012 // Andy Jones/Red Bull Content Pool // P-20121018-00003 // Usage for editorial use only // Please go to www.redbullcontentpool.com for further information. //

La positiva respuesta de los postulantes a la competencia de vehículos sin motor, se tradujo en la recepción de más de 3000 postulaciones provenientes de todo el país. 40 proyectos fueron elegidos para participar en la carrera, que tendrá lugar el domingo 10 de noviembre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Comenzó la cuenta regresiva para la prueba más federal y loca de la Argentina: Red Bull Soapbox Race, la competencia de autos sin motor – construidos por los propios participantes- que tendrá lugar por primera vez en nuestro país. Los dueños de los proyectos seleccionados, que se destacaron por su originalidad y creatividad, ya están trabajando en sus modelos para enfrentarse a un circuito especialmente diseñado sobre la Av. Corrientes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, los equipos deberán realizar una performance antes de la largada, que será evaluada por un selecto jurado que se anunciará próximamente. El equipo vencedor del Red Bull Soapbox Race ganará un viaje al Gran Premio de Brasil con todos los gastos pagos.
La temática de los variados y excéntricos autos provenientes de Capital Federal, Buenos Aires y Gran Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Salta, Entre Ríos, Santa Fe, Chubut, San Luis y Río Negro, es ampliamente diversa. Competirán delirantes creaciones como una tabla de picadas, una hormiga gigante, una parrilla, un chorizo, personalidades como Carlos Gardel y vehículos inspirados las películas infantiles “Mi Villano Favorito” y “Cars”, entre otras.

Participants - Action

¿Qué es el Red Bull Soapbox Race?

Red Bull Soapbox Race es una competencia para pilotos amateurs, en la cual, la creatividad y la diversión se sumarán a la velocidad para armar un combo irresistible. Esta competencia única de vehículos sin motor, presenta un reto tanto para conductores experimentados como para novatos, quienes diseñan y construyen una máquina únicamente impulsada por el esfuerzo humano para competir contra el reloj, cuesta abajo en una loca pista de carreras.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*