El Citroen C3 recibe las 4 estrellas de LatinNcap

Citroen-C3_Latin_NCAP-1

Los últimos resultados de las pruebas de choque del Programa de Evaluación de Automóviles Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) continúan mostrando importantes avances en seguridad vehicular para la región.

Con el apoyo reciente de Bloomberg Philanthropies, Latin NCAP continúa impulsando la mejora de los niveles de protección de los ocupantes adultos y niños, los cuales en muchos países todavía están por debajo de los estándares mínimos de seguridad de las Naciones Unidas.

El Citroën C3 (fabricado en Brasil) logró ajustadamente obtener cuatro estrellas para la protección del pasajero adulto y solamente dos estrellas para la protección del pasajero niño. La estructura del vehículo fue considerada inestable, sin embargo, los airbags frontales brindaron un nivel adecuado de protección para el pasajero adulto. El equipamiento de seguridad básico del C3 contiene menos especificaciones que su versión básica europea. Airbags laterales, ISOFIX y el interruptor para desconectar el airbag del acompañante no se ofrecen en la versión de equipamiento básico para América Latina y el Caribe. Por lo tanto, Latin NCAP alienta a PSA a continuar mejorando el C3.

Citroen-C3_Latin_NCAP-2

Protección al pasajero adulto

En el impacto frontal, tanto la cabeza y el cuello del conductor y del acompañante recibieron una buena protección. Los sistemas de sujeción brindaron protección marginal a las zonas pectorales. Se detectaron estructuras peligrosas en el área del tablero que podrían ser impactadas por las rodillas del conductor y del acompañante. El vehículo cuenta con un Avisador de uso de cinturón del lado del conductor y cumple con los requerimientos de Latin NCAP. La carrocería fue catalogada como inestable.

Protección ocupante infantil

La silla infantil para niños de 3 años no pudo evitar un excesivo desplazamiento hacia adelante durante el impacto y ofreció una baja protección al cuello y pecho. El desempeño dinámico del sistema de retención infantil para el niño de 18 meses dejó expuesta la cabeza del muñeco. La mayoría de los SRI evaluados para la instalación pasó la evaluación teniendo en cuenta las posiciones exoneradas en el manual. El auto no contaba con marcas de advertencia para la instalación de un SRI en el asiento delantero y no es posible desconectar el airbag del acompañante.

Un comentario

  1. Eduardo

    Seria interesante ver el de la berlingo con carrocería y matrices del 98′

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*